Erich González
Profesor Erich González
Maracaibo Estado Zulia Venezuela

e-mails: erdgonzalez@luz.edu.ve
| gonzalitoerich@yahoo.com |gonzalez.erich@gmail.com

ACADEMIA DE AJEDREZ
M.N. EDDIE GONZÁLEZ
(GONZALEZ & WONG ASOCIADOS)
Horario: Lunes a Viernes, a partir de 5pm
Sabado, a partir de 4pm
Domingo, a partir de 10pm
Dirección: Avenida 8A, entre calles 77
(cinco de julio) y 78, Nº 77-32,
Maracaibo – Zulia
Venezuela
Tlf:
0261 - 7984205
0414 - 9647387
0416 - 2625147

CLASE 23
EL CAMBIO DE TORRE Y DOS PEONES POR DOS ALFILES

TRANSCRIPCION Por el Profesor ERICH GONZALEZ En la Ciudad de Maracaibo Estado Zulia. Venezuela
CLASES DEL Dr RAFAEL BENSADON EN APUNTES TOMADOS POR EL ALUMNO. ERNESTO CARRANZA.

Imprimir

Apreciados hermanos ajedrecistas, mis saludos y respetos a todos. Les doy las gracias por su afecto, cariño y regocijo hacia estas clases que transcribo en pro de la adquisición del conocimiento del ajedrez, que son las causas que me motivan a continuar con las mismas.

Hoy vamos a ver un asunto que muchas veces ustedes se habrán preguntado y quiero que lo aclaremos definitivamente. Me refiero al cambio de una torre por dos piezas menores (alfil y caballo). Dicho escuetamente, TOMAR UNA TORRE A COSTA DE UN ALFIL Y UN CABALLO "NO ES NEGOCIO". Pero la cosa es más difícil de saber cuando entran los peones. Ya no es un cambio sencillo, porque los peones pueden luego pesar en la balanza. ¿Valen más una torre y dos peones que un alfil y un caballo? Si hiciéramos el balance "matemático" que figura en ciertos libros que andan por ahí, tendríamos (según ellos) que el caballo vale 2 y el alfil 3, o sean 5 puntos, y como a la torre le adjudican otros 5 puntos, parecería que fuera igual. Pero esto es en apariencia. LOS NÚMEROS SON RELATIVOS EN AJEDREZ, NO SE PUEDEN APLICAR CON JUSTICIA. Por ejemplo, según esos libros, cada peón vale 1 y con 5 de la torre son 7 puntos, en tanto que alfil y caballo suman 5; otros dicen que 6, por lo que resultaría un gran negocio para el que entregó las dos piezas menores. Precisamente yo tiendo a demostrar lo contrario. Para mí, DOS ALFILES O DOS CABALLOS SON MEJORES QUE UNA TORRE Y DOS PEONES. Esto dicho sin números. Todo eso lo veremos en la partida que les traigo, en donde el que entrega las piezas menores (en este caso dos alfiles) se queda con los dos peones de más (?) en la mejor posición que se pueda pedir: son centrales, están unidos y ¡pasados! Y sin embargo, no compensan la entrega de esas dos "piecitas" Fue jugada entre Spielman, jugador muy combinador y Colle, Maestro Belga.

Defensa Nimzowitsch
BLANCAS: SPIELMAN
NEGRAS: COLLE

1.d4 Cf6 2.c4 e6 3.Cc3 Ab4 Está planteada la defensa Nimzowitsch, que ya hemos criticado. Para mí, la jugada Ab4 es relativamente dudosa. Con 4.a3 el blanco obligará a cambiar ese alfil por el caballo, lo que no es ventajoso. También se puede continuar con la jugada de Capablanca 4.Dc2, a lo que las negras contestarían d5. Si no, se puede hacer lo que en esta partida: 4.Db3 Con Db3 amenaza el alfil, pero no obliga al cambio por el caballo, porque ahora viene: 4...c5 ( sostiene el alfil) 5.dxc5 Cc6 En vez de retomar el peón enseguida con el alfil, las negras aprovechan para sacar su caballo de b8 a c6, apoyando su alfil, y ya tomara ese peón en el momento oportuno, porque el blanco no lo puede sostener. [ En otras partidas se intentó 5...Ca6 con la intención de luego tomar ese peón con el caballo, pero eso no tiene mayor importancia.] Además, ahora se está amenazando una celada fácil de ver. Se trata de jugar después 6......Cd4 y si 7.Dxb4 viene caballo Cc2+ doblete, ganando la dama. Es conveniente, como medida de prevención, quitarle ese salto al caballo dama, y puede jugarse 6.e3, pero es más elástico Cf3, a la vez que desarrolla una pieza. 6.Cf3 Ce4

Tablero

Esta idea de llevar en las primeras movidas el caballo rey al ataque ya la hemos analizado en la clase anterior. De pasada, repetiremos que eso debilita el posible enroque corto, y por lo tanto no puede ser muy bueno. Bien; es necesario disminuir la presión que existe sobre el caballo blanco de c3 (que todavía podría aumentarse con la dama negra en a5), y para ello no queda mas remedio que hacer 7.Ad2. Si no lo hiciera, vendrá 6......Cxc6 y después de 7.bxc3 quedarían tres peones blancos doblados en la misma columna, o sean 3 peones débiles. 7.Ad2 Cxd2 Colle optó por la jugada más sencilla: tomar el alfil, porque si no podría venir Cxe4, etc. Eso era lo que se jugaba por aquellos años, basado en que el caballo vale menos que el alfil y lo mejor era hacer el cambio rápidamente. Después, el mismo Nimzovitsch, creador de la defensa, introdujo una variante: 7......Cxc5 atacando la dama y complicando las cosas. 8.Cxd2 f5 Sabemos que este avance es malo, pero la posición lo exige. Sabemos que debilita el posible enroque de las negras, que ya están sin su caballo defensor en f6, pero era necesario porque las blancas hubieran podido defender su peón de c5 con 9.Ce4, que también desde allí amenazaría un jaque en d6, destruyendo el enroque. Además, el peón en f5 corta la diagonal para cuando el alfil rey blanco vaya a d3. Ahora las blancas juegan tranquilas, preparando su enroque. 9.e3 Axc5 Recupera su peón y se queda con los dos alfiles. Veremos si eso es suficiente. A propósito de "quedarse con los dos alfiles", vamos hacer una digresión. Ustedes me han oído decir muchas veces que ES CONVENIENTE QUEDARSE CON LOS DOS ALFILES Y NO CON LOS DOS CABALLOS. Pero yo he visto caso de aficionados que se han quedado con los dos alfiles en el tablero y van dando vueltas con ellos sin saber que hacer, hasta que el otro les pega un doble con el caballo y les gana uno. HAY QUE TENER DOS ALFILES PERO HAY QUE SABER USARLOS. Sería lo mismo que darle un cortafierro a quien no sepa manejarlo. QUEDARSE CON LOS DOS ALFILES INDICA UN POCO DE SUPERIORIDAD, PERO HAY QUE SABERLOS USAR. Aunque un jugador se quede con una torre de más, si esa pieza no "trabaja", si está trabada, puede perder. Sigamos: 10.Ae2 La más lógica. Prepara el enroque y tal vez lo juegue a f6. Pero hay otra razón más lejana. Teniendo las negras un peón en d7, otro en e6 y otro en f5, significa que su alfil dama no podrá salir por esa diagonal, y entonces deberá hacerlo por fiancheto. Y para cuando esto ocurra, lo mejor será oponerle el alfil blanco desde f6. 10...0-0 El negro "mostró sus cartas". Hay una cosa características en el juego de Spielman, que la ponía en la práctica en casi todas sus partidas. Espera el enroque del contrario. Y si hace enroque corto, él se enroca largo enseguida. La razón es que de esa manera podrá llevar un ataque de peones en el flanco rey sin exponer su monarca. Era un jugador combinador, y le gustaba atacar; por eso esperaba que el rival "muestre las cartas" para emplazar un ataque donde el otro ponga al rey. Claro que en la posición de esta partida es conveniente el enroque largo, porque sin perder tiempo la torre se ubica en la columna de dama, que está abierta y presiona la dama negra, que está en la otra punta. Además, todas las piezas "defensivas" están en el flanco dama, en tanto que las piezas "ofensivas" apuntan rey. Aquí lógicamente deben las blancas enrocarse largo, pero no siempre es bueno ese enroque. Aun en esta posición para un jugador que quiera hacer tablas, es mejor el enroque corto. 11.0-0-0! b6 (prepara la salida del alfil de c8); 12.Cf3 Con la idea de llevarlo posiblemente a d4, y si las negras no quisieran cambiar Cxd4, seguiría Cxe6, aprovechando que el peón de d7 está clavado sobre la dama. Las negras tratan de minar el enroque largo: 12...Aa6 (atacan al peón, adelantado); 13.Td2 (prepara doblar torre), 13...De7 Tal vez no sea ésta una buena ubicación para la dama, pero convengamos que si la llevaba a c7, podría venir un salto de caballo a b5, y tendría que irse de allí, o cambiar Axb5, con lo cual perdería la ventaja de sus dos alfiles. 14.Thd1 Tad8 (defiende su peón de d7) 15.a3

Tablero

Las blancas han vislumbrado "algo". Se trata de ganar una pieza ¿Cómo? Aprovechando la mala ubicación del alfil negro en c5, que casi no tiene retirada. Supongamos que las negras contesten ahora algo indiferente, Spielman seguiría 16.Da2, para luego hacer 17.b4 y sí el alfil se retira a d6 está perdida. Pero aun suponiendo que las negras en la jugada anterior le hubieran abierto un camino a ese alfil, moviendo su dama, todavía quedaría el avance de 18.b5, ganando una pieza. Aquí es cuando Colle empieza a acariciar la mala idea de cambiar dos piezas menores por una torre y dos peones. ¿Cuál vale más? Observemos que el negro tiene un montón de piezas sobre el rey. Se le ocurre a Colle valorizar la columna alfil rey (f), donde se tiene una torre instalada. Para ello jugara 15.......f4, pensando que si el blanco no lo toma puede hacer 16..........fxe3 y a 17.fxe3 se podría sacar la dama de la tercera línea, con la combinación que ya veremos, para luego jugar Axe3 clavando la torre sobre el rey y ganándola. Y si las blancas toman el peón, viene más o menos lo mismo. Pero el avance del peón de f5 a f4 por el negro, tiene poca importancia, porque deja sin control una casilla (e4) donde se instalara un caballo. Veamos lo que ocurrió. 15...f4 16.Ce4 En este momento puede decirse que ese caballo está centralizado, porque no podrá ser echado con 16.......d5, a causa de 17.cxd5 y si exd5, entre las dos torres y la dama blanca (que está colocada en la misma diagonal donde se encuentra el rey contrario), es seguro que cae ese peón. Por lo pronto el caballo en e4 está muy bien. Bueno; ante la amenaza de mover 17.Da2 para luego jugar 18.b4 y 19.b5 las negras "entran" por la mala idea de cambiar sus dos alfiles por una torre y dos peones. Ya dije al principio que eso "no es negocio" TODAVÍA SI FUERAN DOS PIEZAS MENORES POR UNA TORRE Y TRES PEONES PUEDE QUE FUERA FAVORABLE PARA EL NEGRO. Es pues, una combinación falsa la que ahora hace Colle. 16...fxe3 17.fxe3 Axc4 18.Axc4 [ Si se responde 18.Dxc4 sale esa dama de la tercera línea, y entonces vendría 18...Axe3] 18...Ca5 Este era el "golpe" que se reservaban las negras para conseguir su objetivo. No queda más que: 19.Dd3 Cxc4 20.Dxc4 Axe3 21.Dd3 Axd2+ 22.Txd2

Tablero

El negro cree que con esto destruyo todas las defensas del enroque largo y todavía tiene (para cuando sea oportuno) Tc8+, etc. Pero hagamos un balance sereno. Hay cuatro peones blancos contra 6 peones negros; los dos rivales conservan sus damas; el blanco tiene una sola torre y el negro dos. Pero a cambio de ello y de los dos peones de diferencia, las blancas conservan sus dos caballos. Además observemos que esos dos peones de más que tiene el negro son centrales, están unidos y son "pasados" porque no hay otros peones que se le puedan oponer en el camino de su coronación. Agreguemos que el blanco no conserva alfiles sino caballos, que en posiciones abiertas (como ésta) valen menos que los alfiles. Quiero decir que el cambio se ha hecho con el máximo de ventajas, que se pueda pedir, para las negras. Y sin embargo, todo ello no compensa las dos piezas menores entregadas...... Pronto comprobaremos esta verdad. Adelante las blancas están amenazando 23.Ce4g5, para buscar un mate con Dh7++. Es necesario cortar esa amenaza aun a costa de otra debilidad del enroque, que por ahora no podrá ser aprovechada. 22...h6 Y ahora ¿qué puede hacer el blanco? Todo está más o menos bien defendido y no se ve la forma de ganar. En estos casos hay que empezar por el principio ¿cuál es el "arma" más valiosa que tienen las negras? Indudablemente, sus dos peones centrales, que podrían entrar a caminar hasta llegar a la octava casilla. ¿Y qué se puede hacer contra ellos, si están bien defendidos? Lo que Nimzovitsch llama "el bloqueo". CUANDO EL RIVAL TIENE UN BALUARTE DE PEONES "PASADOS" LO MEJOR ES BLOQUEARLOS, IMPEDIR QUE AVANCEN. Para eso debe ponerse alguna pieza delante de esos peones. Así procedié Spielman. 23.Cd6 Este caballo está apoyado con dama y torre, y como ningún peón lo puede echar de allí, no lo mueve nadie. Además, corta una diagonal por donde podría jugar la dama negra e impide el jaque con Tc8. Es un hermoso pingo. 23...Df6 Después de esto, las blancas están en la obligación de atacar para decidir la partida. Pero cuando se llega a una posición de bloqueo como ésta, ¿qué se debe buscar antes que nada? LA PRÁCTICA Y LA EXPERIENCIA ACONSEJAN QUE CUANDO SE TIENE UNA POSICIÓN GANADORA, ANTES DE LANZARNOS AL ATAQUE HAY QUE EMPEZAR POR PONER NUESTRO REY EN SEGURIDAD. A fuerza de recibir mates se aprenden estas cosas. Por ahora no hay ningún jaque a la vista (que pueda servir para algo), pero la experiencia dice que conviene jugar 24.Rb1 y luego Ra2 para estar tranquilos. He visto a muchos jugadores que estando en posición mejor, pensaron: -- "¡Ya lo tengo frito!", se largaron a atacar, y por allí les dieron un jaque y les ganaron. 24.Rb1 Tb8 (enfrenta la Torre al Rey); 25.Ra2 Df4 26.Db5 Comienza a atacar los puntos débiles; el peón de d7 negro. Pero no es ese el principal objeto, porque Spielman hubiera deseado atacar directamente el enroque de Colle. [ Con 26.Dg6 pero las negras hubiesen respondido 26...Tf6 y si para mantener la presión jugaba: 27.Dh5 seguiría 27...g6 y la dama no tendría retirada buenas, a la vez que la torre en f6 serviría magníficamente para la defensa del enroque negro.] Lo de ahora es una maniobra ingeniosa: ataca el peón de d7 para que Colle saque la torre de la línea del alfil rey abierta, y luego llevar la dama al flanco rey. Las negras están obligadas a defender ese peón de d7, porque si lo pierden ya han perdido todo. 26...Tfd8 27.Dh5 Es ésta una jugada psicológica, porque las negras podrían ahora retomar su torre a la casilla f8, pero. CUANDO SE HA MOVIDO UNA PIEZA, ES DIFÍCIL QUE EL JUGADOR LA VUELVA A SU SITIO, PORQUE PIENSA QUE PIERDE UN TIEMPO, Y PREFIERE BUSCAR OTRA JUGADA. Colle optó por hacer una celada infantil. 27...b5 Parecería que entregara ese peón, que está atacado con caballo y con la dama. 28.Td4 Aunque en realidad se ganara un peón, las blancas deben dejar su caballo sin mover, porque está centralizado. [ Si 28.Cxb5 Dc4+ y le gana el caballo] Trata de llevar sus piezas al flanco rey. El blanco tiene tres piezas móviles y es más fácil que él pueda llevar un ataque al enroque contrario y no que las negras tengan éxito en un ataque al rey blanco. 28...Df6 Sigue en la defensa, y hasta podría continuar el avance del peón de b5 para luego, con la acción combinada de la torre y la dama presionar el peón de b2 blanco. Las blancas continúan el "bloqueo" y centralizan otro caballo, que puede ayudar a decidir la lucha 29.Ce5 b4

Tablero

La posición de las negras, de mala, se ha hecho peor. Lo que acaba de jugar es lo que llamamos "jugada de desesperación", porque es triste estar así, sin poder mover nada. Los dos caballos blancos bloquean todo; cada uno de ellos toma ocho casillas a su alrededor, y ya no queda más que tirarse lancecitos. El de ahora es por si las blancas no toman ese peón y juegan cualquier cosa; entonces vendría 30.....bxa3 y a 31.bxa3,Df2+ ganando una torre, etc. Las blancas replicaron con lo más sencillo, se tomaron el peón, con lo cual ponen otro obstáculo en la columna de caballo dama (columna b). 30.axb4 Tb6 Busca un jaque con la torre en a6, pero es un plan destinado al fracaso. Spielman ve que si pudiera poner su torre en la columna alfil rey (columna f), la dama negra no tendría buena salida, y que luego podría entrar con caballo o torre en la séptima línea, lo que sería decisivo, y lo prepara con 31.g3 Tf8 (se defiende); 32.Tf4 Esta jugada es como "para firmar". Si Colle lo hubiera hecho, se habría ahorrado unos minutos de mala sangre y de romperse la cabeza. No hay nada que hacer. Esa amenaza es de mate. Reconociéndolo así, las negras se tiran "el ultimo lance de la temporada". Hacen un cambio desventajoso, porque entregan la dama por una torre y un caballo. 32...Dxf4 [ Supongamos que en vez de 32......De7 hubiera hecho: 32...De7 viene 33.Cg6 y a 33...Dxd6 34.Txf8+ Dxf8 ( si 34...Rh7 35.Th8#) 35.Cxf8 Rxf8 etc.; Y si responde 32...Dd8 sigue 33.Cdf7 se mueve la dama negra (supongamos a c8) 33...Dc8 y viene 34.Dg6 amenazando 35.Cxh6+ Rh8 etc.] 33.gxf4 Txd6

Tablero

Ya dije que este cambio no es ventajoso. Claro que el negro se queda con dos torres, que valen un poco más que la dama, pero el blanco tiene un caballo de "ñapa". Siguen ahora las blancas, amenazando tomar puntos débiles del rival, cual sería entrar con la dama en la casilla b7. 34.Df3 Td5 Corta esa diagonal y de paso se tira otro lancecito. Estando la dama blanca en la misma columna de la torre en f8, si ahora hicieran algo indiferente se podría jugar 35....Txe5, ganando el caballo. Es una amenaza inocente; la dama blanca se saldrá de esa situación y amenaza directamente el peón de a7. 35.De3 a6 Con esto no soluciona nada. Si la dama entra en la casilla a7, es seguro que uno de los dos peones amenazados caerá. Spielman jugó: 36.Da7 Y las negras abandonan. Supongamos que el negro se resignara a perder uno de esos peones y respondiera. 36...Txf4 vendría 37.Cxd7 cómo las negras no tienen otra cosa que hacer, no les queda más que el lance de clavar ese caballo, con 37...Tf7 pero sigue 38.Da8+ Rh7 (única) 39.Cf8+ y si no sacrifica la torre el rey debe volver, a su casilla: g8 o h8; entonces 40.Cxe6+ descubierto, con la cual se le quita el único apoyo a la torre de d5, que podría ser capturada perdiendo la partida. 1-0

CONCLUSIÓN: ustedes han visto cómo a pesar de los dos peones que las negras tomaron junto con la torre, no quedó compensada la pérdida de las dos piezas menores. Quiere decir que DOS ALFILES O DOS CABALLOS, O UN CABALLO Y UN ALFIL, VALEN MÁS QUE UNA TORRE Y DOS PEONES. Precisamente la partida peor para ganar sería ésta que vimos, porque el blanco se quedó con dos caballos a cambio de torre y dos peones. Con más razón hubiera ganado si se hubiera quedado con los dos alfiles.

Apreciados lectores hemos finalizado esta clase bastante instructiva. Espero las correcciones y recomendaciones de parte de ustedes. Mis saludos a todos en nombre de mi país, y como practicante de las ideas de nuestro ilustre Libertador Simón Bolivar y de la Revolución Bolivariana de Venezuela les traigo la continuación de su biografía. Los Bolívar-Palacios, familias arraigadas desde hacía varias generaciones al suelo americano, pertenecían a la encumbrada y poderosa clase social de los "mantuanos", que dentro de la Provincia tenían la primacía en todo, excepto el pleno poder político. Simón vino al mundo "en cuna de oro" y, además, al poco tiempo un pariente suyo, el padre Juan Félix Jerez-Aristiguieta y Bolívar instituyó en su favor un rico patrimonio, llamado "Vínculo de la Concepción". Simón, cuya madre no podía amamantarlo, tuvo por nodriza a una vitalmente robusta esclava de la familia, la negra Hipólita. Esta no sólo calmó con su seno el apetito del niño (sustituyendo a una amiga de doña Concepción, la dama cubana Inés Mancebo de Miyares, que lo alimentó unos días) sino que se ocupó luego de él, ya más crecido, sobre todo después de la muerte del coronel Bolívar, ocurrida cuando Simón tenía apenas dos años y medio. Junto con su veneración por doña Concepción, su "buena madre", y el cariño a doña Inés, Bolívar guardó siempre en su pecho un sentimiento de afecto, gratitud y respeto hacia la esclava que en su tierna infancia le sirvió de guía y cumplió para con él las funciones de un padre, después de haber sido su nodriza. (Continuará)

Prof. Erich González

Descargar Clase 23 con Entrenamiento

IR A LA SECCIÓN DEL PROFESOR ERICH

TablaDeFlandes.com