CAMPEONATO GALLEGO ESCOLAR POR EQUIPOS SUB-14 (Fase final)

Los días 14 y 15 de Mayo tuvo lugar en Silleda (Pontevedra) la fase final del Campeonato Gallego Escolar por Equipos en categoría infantil. El evento se enmarcaba dentro de los actos programados con motivo de la III Olimpiada Escolar de Galicia que congregó a 3.800 jóvenes que compitieron en 24 disciplinas deportivas distintas.

A esta fase final llegaban los equipos Flavia-Padrón , Colexio O Pilar de Foz, Ourense-Maristas y Lucena de Vigo, representantes de A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra en calidad de campeones provinciales de cada una de ellas, hito que habían logrado días antes.

Sobre el papel Lucena -Miguel Senlle, Marco Pardavila, Daniel Vila, Rubén Alonso y Bieito Sousa- y Ourense-Maristas -Daniel López, Juan J. Gil, Luis Roma, Luis M. Domínguez y Juan Antonio González- partían como principales candidatos a suceder al CFX en el palmarés de la prueba.

En la mañana del sábado, Lucena aplastaba a los lucenses de O Pilar por un contundente 4-0, mientras a Ourense-Maristas poco le faltó para emular a los olívicos al llevarse la victoria por un global 3,5-0,5 ante un Flavia-Padrón en el que sólo Alejandro Guaza consiguió puntuar.

La segunda ronda, disputada horas más tarde, tuvo un carácter decisivo en el desenlace del Campeonato. Ourense-Maristas, privado de su mejor jugador, Daniel López, se imponía, sí, pero por la mínima y con mucho sufrimiento a O Pilar, quien sin pretenderlo se convirtió en el juez de paz del evento. Por el contrario, Lucena batía de manera contundente a Flavia-Padrón, que a imagen y semejanza de lo acotencido horas antes únicamente sumaron el medio tanto que aportó Guaza frente a Miguel Senlle en una partida donde el vigués prefirió no arriesgar pese a contar con cierta ventaja. Lucena daba así un paso casi decisivo en pos del título, toda vez que su ventaja sobre su gran enemigo se cifraba en punto y medio.

Pero en el deporte, como en la vida cotidiana, "hasta el rabo todo es toro" . A Lucena le bastaba sumar punto y medio en el enfrentamiento ante Ourense-Maristas, que alcanzó la consideración de finalísima en toda regla, para proclamarse campeón. La euforia reinaba en el seno del equipo aun a sabiendas del potencial de su oponente a quien por descontado se le seguía respetando mucho a pesar de la coyuntura favorable.

Lo que vino a continuación rebasó cualquiera de las expectativas creadas en lo tocante a la emoción y suspense, provocando la taquicardia de todos los allí presentes. Rubén Alonso, después de llevar la iniciativa y contar con ventaja durante toda la partida, se mostraba impreciso en el final y caía derrotado por Luis Manuel Domínguez. Luis Roma no daba opción al campeón gallego alevín Daniel Vila a quien vencía con claridad meridiana.

El panorama no podía ser más desalentador para Lucena, que necesitaba punto y medio en los dos choques restantes para adjudicarse un título que parecía enfilar rumbo a la ciudad de As Burgas habida cuenta de que Miguel Senlle bailaba al son que marcaba Daniel López y que Marco Pardavila no hallaba la manera de superar a Juan José Gil. De repente las cañas se habían tornado lanzas para la escuadra olívica.

Y entonces, cuando negros nubarrones se cernían sobre sus cabezas, apareció el carácter campeón de estos jóvenes indomables. Miguel Senlle no perdió la compostura y supo esperar pacientemente el fallo de Daniel López, que finalmente se produjo, para a continuación echar mano de sus innumerables recursos y desplegar toda la artillería pesada para acabar anotándose un importantísimo triunfo que no sólo volvía a dar aire al conjunto vigués sino que lo situaba en franca disposición de coronarse como el nuevo rey del ajedrez escolar gallego, precisando para ello que Marco Pardavila sumase unas simples tablas con Juan José Gil, lo esperado a tenor de los cauces por los que había ido transcurriendo la partida.

Y así fue. Marco forzaba la igualada que proclamaba a Lucena campeón gallego escolar en categoría infantil ante la lógica alegría de la expedición olívica y la consiguiente decepción en las filas orensanas. El ajedrez hizo justicia con la mejor cantera gallega de jóvenes valores en la actualidad, aunque en esta ocasión una pizca de suerte, la que algunos llaman "de los campeones", decantó la balanza del lado vigués, que no rindió en el choque decisivo a la altura de lo esperado sin que con ello pretendamos restar valor o minimizar la soberbia actuación de Ourense-Maristas , un digno subcampeón que igualmente acumuló méritos más que sobrados para haberse alzado con la corona, lo cual realza, dignifica y concede más valor si cabe a la victoria de Lucena. Ya se sabe: mayor es el triunfo cuanto mayor el potencial del enemigo. Y los orensanos, sin duda, fueron "grandes" también.

Foto

De izqda. a derecha. Miguel Senlle, Rubén Alonso, Daniel Vila y Marco Pardavila, o lo que es lo mismo, junto a Bieito Sousa -que no aparece en la foto-, Lucena infantil, los nuevos campeones gallegos escolares por equipos, posan con el trofeo acreditativo en la puerta de las instalaciones de XG.

Flavia-Padrón se subió al tercer cajón del podio merced a su postrer y ajustada victoria -2,5 a 1,5-sobre el Colexio O Pilar de Foz, que tuvo que conformarse con el cuarto puesto final.

Para los amantes de las estadísticas reseñar que Miguel Senlle y Daniel Vila lograban de esta forma hacer doblete tras los éxitos conseguidos en los certámenes autonómicos individuales Sub-14 y Sub-12, respectivamente.

Otro dato curioso es que Marco Pardavila, subcampeón un año antes con el Marcote liderado por Iván Salgado, gozaba de una segunda -y última, mientras no cambie la reglamentación actual que limita la edad de participación a los catorce años- oportunidad y cambiaba la plata de 2004 por el oro de 2005.

Todo apunta a que el año que viene campeón y subcampeón volverán a encontrarse en esta final regional, no en vano la columna vertebral de los orensanos seguirá militando en categoría Infantil mientras los vigueses no tendrán problemas en suplir con garantías las bajas de Marco Pardavila y Bieito Sousa con la incorporación de gente tan cualificada como Guillermo Currás, Álex Sousa o Marina Aguirre que aseguran el relevo generacional. Y ojo con Alexandre Bóveda, que cuenta con una generación de alevines de último año más que notable. Eso será dentro de doce meses. Todo un mundo. Hasta entonces Lucena podrá lucir con orgullo el título y la consideración de mejor equipo infantil de Galicia.

En categoría femenina Fontecarmoa de Vilagarcía se confirmó asimismo como otra de las canteras más destacadas del panorama ajedrecístico gallego al superar con amplitud a Maristas de Ourense . Las arosanas sólo dejaron escapar un punto de los doce que se pusieron en juego, lo que demuestra la superioridad exhibida en su más que merecida victoria.

Colexio O Pilar de Foz concluyó en tercera posición a seis puntos de las campeonas y tres de las orensanas. Las lucenses nunca tuvieron opciones de victoria, aunque mejoraron la clasificación de los chicos con esa tercera plaza, gracias fundamentalmente a la ausencia a última hora del representante coruñés, Alexandre Bóveda .



INFORMA:

JR Edition
Xadrez Galego
C/ Reiseñor, 9
36205 Vigo (Pontevedra)
Telf/Fax: 986 260 259
E-mail: xadrezgalego@eresmas.com / redaccion@jredition.com

INFORMACIÓN RELACIONADA:

JREDITION AJEDREZ EN LA ESCUELA