Frank Mayer
Por Frank Mayer
- Revisado por Joan Canal

Ajedrez romántico en tiempos de guerra
El torneo de ajedrez de Baden-Baden 1870

Imprimir

"Das Schachturnier zu Baden-Baden 1870"
Libro: El torneo de ajedrez de Baden-Baden 1870, Stefan Haas
El torneo de ajedrez de Baden-Baden 1870
Título del nuevo libro por Stefan Haas

En el año 1870 en Baden-Baden se celebró el primer gran torneo internacional de ajedrez en suelo alemán.

Con la participación de Anderssen, Steinitz, Blackburne, Neumann, Paulsen, de Vere, Winawer, Winckwitz, Rosenthal y Stern, los mejores jugadores del mundo compitieron en este balneario.

Este evento representa el punto culminante de la época romántica y, junto con Paris 1867 y Viena 1873, conforma una trilogía de torneos famosos de los días tempranos de la historia del ajedrez. Sin embargo, las peculiares circunstancias de la celebración del torneo están casi olvidadas hoy en día.

Seguramente, la ausencia de un libro del torneo pueda haber contribuido lo suyo, pero debemos atribuírlo preferentemente a la guerra franco-alemana.
Un investigador llamado Stefan Haas ha ayudado a que salieran a la luz unos hechos enterrados, después de pesquisas durante muchos años en archivos y bibliotecas de la región.

Su obra no reproduce solamente acontecimientos ajedrecistas, sino que explica también la situación política.

Además, la expone de tal forma que consigue contar la guerra de 1870/71 desde el punto de vista de la zona afectada.

Mapa de Alsacia y Baden-Baden 1970
  Alsacia 1870-71 e ilustración de Baden-Baden en 1870

Vemos una especie de pequeño mapa militar sobre el frente francés en Alsacia, acercándose peligrosamente a Baden, indicado mediante tinta roja.

Se enfrentan cronológicamente los acontecimientos en la sala del torneo con los de la guerra. La publicación se dirige especialmente a los lectores que no solamente se interesan por la historia del ajedrez, sino también por el contexto histórico. El autor ha podido reunir todas las partidas disponibles con los comentarios originales, bien entendido que algunas ya no se encuentran hoy y probablemente están perdidas para siempre.

De manera ejemplar es el anexo, en el cual se encuentran estadísticas de torneos y congresos entre 1841 y 1880, aparte de un glosario y biografías cortas.

Foto Adolf Stern en el ejércitoComo anécdota, hemos de mencionar que uno de los participantes, de nombre Adolf Stern, sobre el cual se escribe también una parte en el libro, fue reclamado por el ejercito bávaro para reingresar a filas tras haber jugado sólo cuatro partidas. ¡Todo por la patria!

En cierto modo, también la guerra influyó directamente sobre los resultados del torneo.

Normalmente llevaba siempre durante sus partidas este uniforme con el casco de punta, que reproducimos:

En el año 1870, la organización de acontecimientos de ajedrez estaba aún en mantillas. Después de los grandes torneos de Londres 1851 y 1862, así como el torneo de Paris 1867, combinados todos con las primeras exposiciones universales (al igual que Viena en 1873), Baden-Baden eligió otro camino. Fue, después de Paris, el primer lugar en que exclusivamente la iniciativa privada dio lugar a un torneo internacional.

Los patrocinadores de entonces fueron ricos y nobles, que en aquel balneario no faltaban.

El príncipe Stourza, que ya apoyó tres años antes el torneo de Paris, fue el presidente del comité del congreso. A parte de este, se presentó Ignaz Kolisch, que fue el vencedor en Paris, como organizador principal. Además, el escritor Turgueniev, que tenía su residencia en Baden, ocupó el cargo de vicepresidente.

Gracias a los poderosos mecenas, ya para el primer premio se pudieron ofrecer la suma enorme de 3.000 Francos, seguidos de 600 y 400 para el segundo y tercero. Sucesivamente y según los puestos de la clasificación final, reproducimos las imágenes de los competidores, bien entendido que se trata de imágenes del año 1870.

Por este motivo hemos indicado sólo el año de sus nacimientos:

Madera
Adolf Anderssen
1. Adolf Anderssen:
1818
Medera
Baden-Baden
Wilhelm Steinitz
2. Wilhelm Steinitz:
1836
Madera
Gustav Neumann
3. Gustav Neumann:
1838
Medera
Medera
Joseph Blackburne
4. Joseph Blackburne:
1841
Madera
Louis Paulsen
5. Louis Paulsen:
1833
Cecil de Vere
6. Cecil de Vere:
1845
Medera
Szymon Winawer
7. Szymon Winawer:
1838
Madera
Madera
Samuel Rosenthal
8. Samuel Rosenthal:
1837
Medera
Foto
9. Johannes von Minckwitz:
1843

A pesar de que todas las condiciones de la organización fueron óptimas, los acontecimientos políticos del momento ensombrecieron las actividades ajedrecistas desde el principio.

La guerra franco-alemana coincidió con el comienzo del torneo. Únicamente el convenio tácito de las tropas, que en aquellos años luchaban todavía “con honor”, garantizó no atacar los balnearios, máxime cuando Baden era muy querido por los huéspedes franceses.

El escenario debe haber sido grotesco. El balneario se quedó huérfano en gran parte por haberse marchado la mayoría de los clientes. Muchas instalaciones fueron cerradas.

Mientras los mejores jugadores del mundo combatían en los tableros, miles de soldados morían en el frente cercano.

Dado que la situación se agudizó de forma creciente, la información sobre el torneo cesó después de algunos días. Como fuente más importante sirve en el día de hoy una revista de ajedrez, mediante la que el participante en el torneo y redactor Johannes von Minckwitz transmitió muchos hechos.

No son solamente las numerosas informaciones adicionales las que convierten este libro del torneo en una obra excelente. El autor incluso verifica qué valor tendrían los premios en metálico al cambio de hoy.

Nos enteramos también de que en aquel balneario había dos oficinas de telégrafos, desde donde las últimas novedades políticas se difundían rápidamente.

Además se refleja en este libro todo lo interesante, como biografías resumidas de los participantes, el programa del congreso o las reglas del torneo.

Aparte de esto, nos explica detalles sobre otros torneos de aquella época.

La organización en Baden evitó los errores de eventos anteriores y mejoró el reglamento. El enfoque deportivo no era tan valorado todavía, de manera que en torneos anteriores numerosos jugadores se habían retirado cuando veían que ya no tenían ninguna posibilidad de victoria.

Además los torneos de Londres 1851 y 1862 duraron unos 50 días. Al organizar los torneos como el de 1867 en Paris, no existía un plan fijo para las rondas a jugar.

Los jugadores buscaban a sus adversarios o bien se les asignaba un jugador presente. Las ausencias no tenían ninguna consecuencia. Por este motivo, algunos participantes jugaban varias partidas al día para compensarlas.

Por supuesto, con este tipo de reglamento, no se podía evitar que se decidieran muchas partidas sin jugarlas. Por eso, en Baden se establecieron unas rondas fijas y en caso de no cumplimiento, se perdía la partida por incomparecencia.

En Paris 1867 se jugó por primera vez con un límite de tiempo, pero una infracción no llevaba a la pérdida de la partida sino a importantes sanciones monetarias.

En consecuencia, muchos participantes no pudieron pagar la cuenta al final del torneo.

También en Baden, una partida no se perdía absolutamente si el tiempo se había acabado (no había banderitas en los relojes todavía).

No se tomó el nuevo reglamento tan en serio y en la mayoría de los casos decidió la buena voluntad.

Otro vacío en las normas de entonces fue la ausencia de la regla de tablas, en caso de repetición de jugadas.

Para crearse un “colchón” de tiempo, resultaron con cierta frecuencia unas secuencias de repeticiones interminables, que alargaban las partidas durante horas.

Cómo unas triquiñuelas de este tipo pudieron tener una influencia sobre los resultados finales en Baden, lo demuestra un documento conmovedor de la partida entre Steinitz y Neumann. Una curiosidad, ya que Steinitz aprovechó la posibilidad de “columpio” en varias ocasiones. En una mastodóntica partida de 124 jugadas, hizo morder el polvo a Neumann, que se encontraba en un puesto prometedor de la clasificación y que al final dijo que ya había quedado incapacitado para el resto del torneo.

Una de las partidas más bellas la logró el ganador del torneo contra su contrincante más tenaz.

STEINITZ - ANDERSSEN
Tablero

20.b4 Axb4 21.cxb4 Dxb4+ 22.Re2 a2 23.Ad2 Db5 24.Txa2 Cc5 25.Txa6 Dxa6 26.Ab4 Tb8 27.Axc5 Tb2+ 28.Re3 Da5 29.Td1 Dxc5+ 30.d4 exd4+ 31.Rf4 h6 32.Ch3 Te8 33.Dd3 g5+ 34.Rf3 g4+ 35.Rg3 Txe4 36.Df1 De5+ 37.Rh4 gxh3+ 38.Rxh3 Tb3+ 39.g3 Tf4 40.Cxh6+ Rf8 41.Dc4 Th4+ 42.Rg2 Txh2+ 43.Rxh2 Dxg3+ 44.Rh1 Dh3+ 45.Rg1 Tg3+ 0-1

CLASIFICACIÓN FINAL

                 1  2  3  4  5  6  7  8  9                        
1 Anderssen   ** 11 00 1 11 1 10 10 11   11    3000 francos
2 Steinitz    00 ** 11 0 11 11 11 1 0   10    600 francos
3 Neumann     11 00 ** 1 01 01 11 0 11   10     200 francos
4 Blackburne  0 1 0 ** 10 11 1  11   10     200 francos
5 Paulsen     00 00 10 01 ** 10 1 1 1    7               
6 De Vere     0 00 10 00 01 ** 01 11 01    6               
7 Winawer     01 00 00 0 0 10 ** 1 11    6               
8 Rosenthal   01 0 1  0 00 0 ** 00    5                
9 Minckwitz   00 1 00 00 0 10 00 11 **    5                
	 

No se trata solamente de los hechos, sino también del estilo de la narración del autor que sabe mantener siempre el arco de la tensión y nunca se desliza hacia el aburrimiento.

Con esta publicación resurge el ambiente elegante y aristocrático de un balneario del siglo XIX.

Casino de Baden-Baden
El casino de Baden-Baden
Sede del torneo internacional de ajedrez 1870

Finalmente se debe mencionar que el torneo fue un éxito en el sentido estrictamente ajedrecístico, pero se desarrolló en su mayor parte sin la debida percepción pública.

Al final de la guerra, mediante el tratado de paz entre Francia y Alemania que se firmó el 10 de mayo 1871 en Frankfurt, se tuvieron que lamentar unos 140.000 muertos por parte francesa y unos 50.000 muertos por parte alemana.

Frank Mayer - Revisado por Joan Canal
Barcelona, noviembre de 2006
Maquetación: Antón Busto

Fuente: Harry Schaack

OTROS ARTÍCULOS DE FRANK MAYER

TablaDeFlandes.com