GM Zenón Franco
GM Zenón Franco Ocampos
Paraguay
La nota original fue publicada el día 16 de marzo de 2010 en el diario ABC Color. Asunción. Paraguay
Diario ABC digital. Paraguay
zfranco@abc.com.py

Nota 303
Partidas Memorables (53)
Mikhail Tal vs. Alexander Tolush, Moscú 1.957

Imprimir

Foto
Mikhail Tal

Como todas las personalidades exitosas de cualquier campo, los campeones del mundo de ajedrez despiertan admiración, las características personales que podrían disminuir su imagen no afectan al reconocimiento de sus éxitos ante el tablero.

Algunos elegidos, por diferentes razones, además de la admiración, despiertan simpatía;  el 8º campeón del mundo, Mikhail Nekhemyevich Tal (Riga, 9 de noviembre de 1.936 – Moscú, 28 de junio de 1.992), es insuperable en este campo.

¿Debido a qué? Aunque parezca contradictorio, la razón no está fuera del tablero, sino dentro.

El siglo XX trajo una mayor comprensión de las leyes que rigen el juego y una mejora de la técnica defensiva del ajedrez.

En los años 50 apareció un meteoro llamado Mikhail Tal, el “Mago de Riga”, que contra la “normalidad” asumida entonces, introdujo una forma de jugar que parecía vulnerar toda lógica y llevaba a un frecuente triunfo del espíritu sobre la materia.

Tal murió relativamente joven, a los 55 años, y fue el campeón del mundo que menos duró en el trono, sólo 1 año y 6 días, pero según Kasparov “su estrella alumbró con tantísimo brillo, como la que más en toda la historia del ajedrez”

A la pregunta de por qué Tal jugaba así, y por qué ganaba, el holandés nacido en Leningrado, Genna Sosonko, amigo de Tal, responde: “…Es fácil apoyarse en las palabras talento o genio. En 1.957 Tolush, después de perder la partida más importante de su vida, en su mejor torneo, le dijo a Spassky: “Sabes, Boria, hoy perdí contra un genio”… Pero esa no es la causa principal, o al menos no la única… Especialmente en sus años de juventud, todo él irradiaba una especie de aura (esto es un hecho). Aquí nos acercamos al misterio, tal como yo lo veo, del fenómeno Tal.

Ese rostro que se inclinaba sobre la mesa de juego, la mirada de ojos centelleantes, penetrando al tablero y al oponente, esos labios movedizos, esa sonrisa que iluminaba su rostro cuando había encontrado una combinación, esa intensa concentración de pensamiento, o mejor dicho casi presión de pensamiento… Todo ello creaba algo que alguien no tan fuerte no podía aguantar. Y cuando ese espíritu se combinaba con la energía de la juventud, a fines de los cincuenta y principio de los sesenta, era invencible…”

Volviendo al tablero, Kasparov lo describe así “… Su constante disposición a incurrir en riesgos y sus fulgurantes ataques, con imprevisibles cascadas de sacrificios y complicaciones salvajes, han ejercido una enorme influencia en el desarrollo del pensamiento ajedrecístico de la segunda mitad del siglo XX…Cientos de fantásticas combinaciones desfilaban continuamente por su cerebro y su imaginación no conocía límites...”

Tal comentó: “Así como la imaginación de uno se agita por la sonrisa de una muchacha, la imaginación se desborda por las posibilidades del ajedrez. Uno descubre la armoniosa interrelación de las piezas, la belleza de las combinaciones, y se siente atraído ante el tablero.”

Debemos añadir que su salud era mala, sus visitas al hospital eran frecuentes antes, después o incluso durante los torneos; se sometió a 12 intervenciones quirúrgicas, además era bebedor y fumaba de 2 a 3 paquetes de cigarrillos por día (su marca preferida era Kent); con respecto a sus vicios Tal, con su sentido del humor habitual dijo: “Fumo, bebo, soy jugador, persigo a las chicas, pero en mi descargo debo decir que el ajedrez postal es un vicio que no tengo”

“Misha” Tal fue un niño prodigio, a los tres años leía a la perfección, a los cinco multiplicaba mentalmente factores de tres cifras. Gozaba de una memoria prodigiosa, y un oído musical privilegiado, a pesar de un defecto físico (nació con sólo tres dedos en la mano derecha), con el tiempo llegó a tocar el piano, y dicen que nada mal; sus favoritos eran Chopin, Tchaikovski y Rachmaninov.

Aprendió a jugar al ajedrez a los 7 años, mirando a su padre, que era un jugador de primera categoría, y a los 9 años ingresó en el Club de Ajedrez del Palacio de Pioneros de Riga.

A los 12 años Alexander Koblentz se convirtió en su entrenador, fue una influencia positiva, a los 14 años se clasificó para el Campeonato de Letonia, y a los 17 años, alcanzó el título de maestro.

Su acceso al ajedrez de alta competición se dio en la temporada 1955-56, al ganar sorprendentemente una de las semifinales del 23º Campeonato de la URSS, y en la final compartió el 5º/7º lugar a un punto de los vencedores Taimanov, Averbach y Spassky, un resultado excelente para un debutante.

El nuevo fenómeno fue saludado con regocijo, la prensa elogió su optimismo, inspiración, habilidad táctica, sus agudos ataques y sus recursos defensivos, pero también le reprochó su riesgo excesivo, el más crítico fue Peter Romanovsky: “Créame, jugando así, este chico no tiene futuro en el ajedrez”, sentenció …sus dotes de vidente estaban claramente atrofiadas.

Poco después ocupó el tercer tablero de la URSS, tras Korchnoi y Polugaevsky, en el Campeonato Mundial Universitario en Reikiavik, logró 6 de 7 puntos; la naturaleza de su triunfo sobre el campeón del mundo juvenil de 1.951 Borislav Ivkov provocó que este escribiera un profético artículo llamado “¡Tal! ¡Recuerden este nombre!”

Su primera victoria de primerísimo nivel ocurrió en su segunda final, la del 24º Campeonato Soviético de 1.957.

Tal comenzó con 4 victorias, algo inusual en su carrera, pero luego aflojó el ritmo antes de la última ronda compartía el primer lugar con Bronstein y Tolush, a quien debía enfrentarse en esa jornada decisiva; Bronstein hizo tablas con Kholmov y Tal ganó.

Hay muchas partidas brillantes para elegir, por su valor deportivo recordemos esa victoria de la última ronda.

Foto
Mikhail Tal – Alexander Tolush

Mikhail Tal – Alexander Tolush
Defensa India del Rey [E81]
, URSS-ch Moscú, 21.01.1957
Ver en visor

1.c4 Cf6 2.Cc3 g6 3.e4 d6 4.d4 Ag7 5.f3 e5 6.Cge2 Cbd7 7.Ag5 c6 8.Dd2 0–0 9.d5 c5? [Cerrar el centro es erróneo, en la lucha de ataques del flanco rey contra el flanco dama las blancas tienen una clara ventaja. Es preferible abrir la columna c y reservar c5 para el Cd7 con por ejemplo 9...cxd5 10.cxd5 a6 11.g4 b5 etc.; o bien 9...Cb6 seguido de 10...cxd5 como jugara un joven Fischer en 1.959.] 10.g4 a6 11.Cg3 Te8 [Esta jugada pasiva tiene la virtud de poder retirar al alfil de g7 a h8 ante Ah6 de las blancas. También se habilita f8 para defender el punto h7, ya que el plan principal de las blancas es abrir la columna h.] 12.h4 Da5?! [La dama no favorece el juego negro desde esta casilla. Koblentz, sugirió 12...Cf8 con idea de ...Ad7 y ...b5.] 13.Ah6 Cf8 [Cambio de planes, a 13...Ah8 seguiría con fuerza 14.h5.] 14.h5 Dc7 15.Ad3 b5 16.0–0–0! [Las blancas no se engolosinan con el peón.] 16...bxc4 17.Ab1! [El alfil mira con "Rayos X" al enroque negro.] 17...Ah8 18.Tdg1 Tb8 19.Cf5! [Tras la preparación necesaria las blancas realizan este típico sacrificio que también se ve en la Ruy López.] 19...C6d7 [Claro que 19...gxf5? 20.gxf5+ Cg6 21.hxg6 hxg6 22.fxg6 es decisivo.] 20.Ag5 [Amenaza 21.Ce7+ Rg7? 22.h6++] 20...Ag7 [Una concesión, pero 20...Cf6 pierde por 21.Ch6+ Rg7 22.hxg6 hxg6 (a 22...fxg6 sigue 23.f4) 23.Axf6+! Rxf6 24.Cg8+ Rg7 25.Dh6+ Rxg8 26.Dxh8++] 21.Cxg7 Rxg7 22.Ah6+ Rg8 23.f4! [Llega una nueva oleada, se planea 24.f5, lo que induce a Tolush a abrir líneas; e5 queda libre para el caballo, pero el ataque blanco no permitirá aprovecharlo.] 23...exf4 [No se logra cerrar el juego con 23...f6 24.f5! g5 pues sigue 25.Axg5! fxg5 26.Dxg5+ Rh8 27.h6 Cb6 28.Df6+ Rg8 29.Th5 etc.] 24.Dxf4 Dd8 [24...Ce5? permitía 25.Df6] 25.hxg6 [Sin desviarse con 25.Dxd6 por 25...Tb6 26.Df4 Ce5 etc.] 25...Cxg6 [La captura 25...hxg6 26.Ag5 f6 27.Dh2 fxg5 28.Dh8+ Rf7 29.Tf1+ Cf6 30.e5! Txe5 31.Axg6+! lleva al mate.] 26.Dh2 [A 26.Dxd6? seguiría 26...Cge5! amenazando 27...Tb6] 26...Cde5 27.Af4? [Amenaza h7, inicialmente a Fritz 12 le agrada, pero luego cambia de opinión. La sugerencia universal es no permitir el cambio del alfil y jugar 27.Ae3!] 27...Cf8? [Defiende h7 y devuelve el cumplido. "Sí o sí" había que jugar 27...Cxf4! 28.Dxh7+ Rf8 29.Dh6+ Re7 30.Dxf4 Rd7 y con el fuerte Ce5, y el rey sin peligros inminentes, esta es la mejor posición de las negras desde hace 20 jugadas.] 28.Dh6 Ceg6 29.Ag5 f6

Tablero

30.e5! ["Un golpe es suficiente para abrir la diagonal b1–h7 y liberar e4 para el caballo. La incorporación de refuerzos le da un efecto decisivo al ataque blanco" (Koblentz)] 30...Txe5 [30...fxg5 31.Axg6 Te7 32.Ce4 es el escenario descripto por Koblentz, hay mate tras 32...Cxg6? 33.Cf6+ Rh8 34.Dxh7+ Txh7 35.Txh7++] 31.Axg6 Tb7 [No es mejor 31...Txg5 32.Axh7+ Rf7 33.Ce4! Tg7 34.g5 etc.] 32.Ce4! fxg5 33.Tf1! [Amenaza 34.Cf6+.] 33...Txe4 34.Axe4 [Se planea 35.Txf8+ Dxf8 36.Axh7+, ganando.] 34...Tg7 35.Tf6 [Ahora la vía de infiltración es la columna f, y no hay defensa.] 35...Axg4 36.Thf1 Cd7 37.Txd6 De7 38.Txa6 Rh8 39.Axh7! Cb8 40.Af5+ Rg8 41.Ae6+ Axe6 42.Txe6 A 42...Dd7 sigue 43.Th1, o 43.Tfe1. 1–0

Descargar en PGN

Problema Nº 303

Tablero
Juegan las Blancas

SOLUCIÓN DEL PROBLEMA Nº 302

Blancas: Rg3, Te8, Te1, Cc3, a2, b2, c4, d5, f4, h3 (10)
Negras: Rf7, Ta8, Ac8, Af6, Cg6, a7, b7, c5, d6 (9)

Juegan las Blancas

Hoy cumple años el alemán Rainer Knaak (Paselwak, Alemania Oriental, 16 de marzo de 1.953), antes de la unificación alemana, en 1.990, Knaak representó a Alemania Oriental en las olimpiadas de Skopie 1.972, Salónica 1.988 y Novi Sad 1.990. Fue campeón de su país en 1.974, 1.978, 1.982, 1.983 y 1.984.

Knaak ha escrito varios libros y artículos, la mayoría para ChessBase, donde trabaja desde 1.994; está prácticamente retirado desde hace unos años; cuando jugaba tenía un agradable estilo de ataque.

En la posición del problema ignora la amenaza 29...Ah4+ para capturar el vital peón de d6.

29.Cb5! Ah4+ [29...Ae7 se refuta con 30.T1xe7+! Cxe7 31.Cxd6+ Rf6 32.Tf8+ Rg6 33.f5+, ganando.] 30.Rf3 Axe1 31.Cxd6+ Rf6 32.Cxc8 Ch4+ [A 32...Aa5 sigue simplemente 33.d6 y d7.] 33.Rg4 Cg6 34.d6 Aa5 35.d7 Tb8 36.h4 b5 37.Cb6! Axb6 38.Txb8 Re7 39.h5 1–0

Knaak, R - Velimirovic, D, Sombor, 1.972

Zenón Franco Ocampos.
zfranco@abc.com.py

Libros del GM Zenón Franco:
Usted Juega | Chess Self-Improvement | Winning Chess Explained | The English Opening | The Modern Benoni
Magistral Ciudad de León, 20 años de ajedrez | The Art of Attacking Chess | El Arte del Ataque | Ajedrez Solitario | A te la mossa! v1
Grandmaster Secrets: Counter-Attack

ANÁLISIS GM ZENÓN FRANCO

TablaDeFlandes.com